Merchandising

merchandising_1

Te ayudamos a transformar un punto de venta haciéndolo más atrayente para los consumidores con el fin de mejorar su experiencia de compra.

¿Necesitas rentabilizar una tienda física o un comercio local? ¿Estimular las compras por parte de tus clientes en un punto de venda?

Si es así, tu mejor solución es optar por el merchandising, integrándolo en tu transformación digital y física del negocio.

Si todavía no sabes o no conoces qué es el merchandising y cómo te puede ayudar en tu negocio en este articulo Enigmática Boutique te explicara sobre algunas técnicas que te pueden funcionar orientadas al negocio de ropa.

Existen muchos tipos de merchandising, sin embargo, esta vez nos enfocaremos en el merchandising visual.

¿Te has fijado alguna vez cómo están colocados y ordenados los productos dentro de una tienda de alimentos?

Si piensas que están puestos de manera aleatoria, la respuesta es no.

La forma en que se colocan y se disponen los diferentes productos dentro de un supermercado o una tienda tiene una estrategia comercial, quizás uno que no tiene mucho conocimiento lo hace de manera instintiva, pero detrás para poder lograr un objetivo determinado, y eso también forma parte de esta técnica.

Es importante señalar que el Merchandising Visual comienza en el lado exterior de la tienda, como en la fachada y en las vitrinas externas, en el interior de la tienda, corredores, iluminación, sonorización, exposición de productos, probadores, entre otros elementos, cumplen esa tarea.

Ventajas del merchandising visual

  • No es una estrategia intrusiva
  • Persuade al cliente para que realice una determinada acción
  • No cuesta mucho dinero llevarlo a cabo
  • Se puede aplicar todo el día en cualquier zona.

El lado derecho, el primero que ojean los clientes.

Y lo primero que verá, con toda probabilidad, es la ropa expuesta en el lado derecho de la tienda. Los expertos apuntan a que la inmensa mayoría de clientes gira a la derecha tras superar la entrada de la tienda, de modo que puedes aprovechar el lado derecho desde la puerta para colocar allí las últimas prendas que han llegado a la tienda, la ropa que más se vende, la de temporada o la que más te interesa vender. Aprovecha el potencial de la pared, y tus ventas lo notarán positivamente.

Las tendencias varían cada temporada, pero este verano van a arrasar el negro y el blanco, los tonos cítricos y los estampados florales. Selecciona grupos de prendas de tres colores diferentes, que encajen entre sí, y juega con ellos. Ten cuidado de no sobrecargar el espacio ya que hará que tus clientes no reparen en cada artículo desviando su atención hacia otro lugar, también existen otras tendencias en juntar las prendas por color, por ejemplo, poleras soloamarillas en una fila, este método establece la armonía de los colores en base a la percepción.

Las mujeres somos bastantes impulsivas para comprar, para potenciar este impulso y lograr que tus clientes se lleven algo que no pensaban adquirir.

La altura ideal para colocar un artículo va desde debajo de los ojos hasta las rodillas porque es una forma de facilitar la accesibilidad del cliente. Trata de poner las prendas básicas en el lugar más lejano de la entrada a tu tienda para que así tus clientes tengan que recorrerla y, de paso, vean el resto de tus propuestas.

Siempre busca la mejora continua y da sentido a tu marca. Crea una imagen y refuérzala. Para ello debes llevar una armonía del estilo de decoración y de tus muebles o percheros que tienes en tu tienda, ya que estás promoviendo la imagen de tu negocio y con esto lo que quieres transmitir, volvemos a dar énfasis con el perfil de tu cliente debes ser coherente de acuerdo con lo que estas vendiendo.

A veces las prendas sueltas no permiten que el cliente se haga una idea clara de cómo es y cómo le podría sentar. El uso de maniquíes y percheros dentro de tu tienda te servirá para mostrar perfectamente la caída de la ropa, cómo quedaría con un determinado conjunto y, en definitiva, a que entre por los ojos de forma más eficaz. Conviene aprovechar las ventajas que nos ofrecen los maniquís y percheros móviles a la hora de redistribuir la ropa del local… y de ofrecer al cliente los complementos junto a la ropa. Una combinación de colecciones que le permiten hacerse una idea de cómo quedan las prendas con esos complementos. El outfit total.

Debes iluminar bien tu local, ya que un ambiente lúgubre quita vistosidad a las prendas y genera una sensación de pesadez en las personas. Un local bien iluminado, aparte da una mayor visibilidad a las prendas y sus detalles. La limpieza y el aroma. Un ambiente aseado y en orden da una buena impresión.

Te permitirá focalizar la atención en tu campaña principal y proporcionarle un valor añadido incorporando otros accesorios como collares, bolsos o pañuelos, que de otro modo pasarían más desapercibidos ante la mirada de tus clientes.

Un extra es colocar los accesorios de menor valor cerca de la caja registradora, para así llamar la atención del cliente y quiera adquirir uno, está técnica es bastante buena y funciona para la venta rápida de accesorios.